Dia 1

Empieza el reencuentro. Son imprescindibles los tés (amargo cómo la vida, dulce como el amor, suave como la muerte) dentro de la haima, la comida en un solo planto grande alrededor de toda la familia, las melfas bailando con el aire caluroso del desierto… Una recibida llena de sonrisas y amabilidad.


Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *